CONSUMIDORES VS MARCAS

Hace algunos años todavía era posible adquirir nuestros productos o servicios fijándonos en el precio, tal vez en el material, pero siempre pensando en cuál era el que más nos convenía.

Como ya hemos hablado, las marcas actualmente se dedican a vender emociones, ya que simplemente nos guiamos por la marca, cómo si ésta fuera el producto, hoy en día los productos no son los que le dan credibilidad a la marca, ahora la marca es la que les da credibilidad a los productos, porque aun siendo un artículo al que no le encontremos función alguna, nos dejamos llevar por la marca y eso nos anima a adquirir dichos productos.

Si vemos un producto mexicano, hecho a mano, de buen material, a un costo accesible, preferimos pagar el doble por un producto sintético siempre y cuando se note a simple vista la marca.

Pero aun así muchos consumidores esperan que las marcas puedan ofrecerles algo más tangible como demostración de la confianza que pueden generarnos, ya no es suficiente su marketing, porque, en muchos casos, sus slogan ya dejaron de ser creíbles, incluso hay encuestas que demuestran que los consumidores no aprecian las técnicas de marketing que comenzaron a adoptar algunas empresas en las que utilizan las frases o palabras que están de moda, ya que eso sólo ocasiona que las personas no quieran continuar comprando esas marcas, incluso esas encuestas demuestran que muchos consumidores prefieren que las marcas dejen de utilizar frases “graciosas” porque eso sólo es atracción a ciegas a los consumidores, ya que no les están ofreciendo algo más real que demuestre que es un producto que cumple con las expectativas de quienes los adquieren.

Hoy en día, los consumidores están empezando a demandar más credibilidad basadas en algo tangible, es decir, si estás ofreciendo una pintura que se pueda borrar si pintan sobre la pared en la que se haya utilizado, ya no basta con ver un comercial que demuestre que sí es posible borrar lo que esté sobre ella, ahora es necesario observar en persona alguna presentación que demuestre que sí sirve, esto es gracias a los miles de productos que todos hemos adquirido y que difícilmente cumplen con las promesas que veíamos en los comerciales, por lo que actualmente el consumidor evalúa diferentes aspectos al momento de adquirir algún producto, como lo son: originalidad, variedad, materiales que lo componen, pero sobre todo, quieren ser sorprendidos y que su publicidad demuestre que cumplen lo que prometen.

 

Magnolia Blanco Quiroz